Microcontenidos en el ámbito del aprendizaje

Concepto de microcontenidoEl concepto de microcontenido aplicado al aprendizaje, está íntimamente relacionado con la aparición de la web 2.0, y hace referencia a aquellos contenidos que, por su alta especificidad y corta duración, no se pueden definir como “asignatura” o “tema”.

Debido a la evolución constante de las TIC, así como a la formación continua de nuevas comunidades de aprendizaje, la forma en la que se manifiestan estos microcontenidos puede variar, siendo por ejemplo en forma de artículo de blog, videos, tweets, recursos abiertos de aprendizaje (REA), píldoras de conocimiento, etc.

Características:

La principal ventaja de los microcontenidos está relacionada con la excelente oportunidad que otorgan al estudiante para construir su entorno personalizado de aprendizaje (PLE). Al ser de escasa duración y alta especificidad garantiza, en cierta medida, la motivación del alumno, ya que este puede seleccionarlos, obviando aspectos que un un curriculum académico podrían resultarle totalmente superfluos.

Asimismo, muchos microcontenidos, como este artículo de blog o los recursos abiertos de aprendizaje están sometidos a la crítica y contribuciones de la comunidad, por lo que contribuyen a una construcción colectiva del conocimiento, favoreciendo una concepción conectivista de los procesos de aprendizaje.

No obstante, no está exento de polémica el uso de los microcontenidos como fuente de aprendizaje, pues en sí mismos carecen de integración dentro de un curriculum o diseño instruccional.

Además, otro aspecto negativo está relacionado con la alta exigencia en competencias TIC que requiere su búsqueda, organización y aprovechamiento, pues el estudiante debe saber manejar con soltura y capacidad crítica diferentes medios, así como gestionar claramente sus objetivos de aprendizaje.

Posibles aplicaciones de los microcontenidos en una programación didáctica:

Los microcontenidos pueden ser utilizados también como apoyo didáctico en contextos formales o no formales. Estos microcontenidos pueden ser facilitados por el profesorado o recopilados/creados por el alumnado mediante la puesta en marcha de competencias para el manejo de la información.

Por ejemplo, en el ámbito de la educación no formal en habilidades laborales, como pudiera ser la búsqueda de empleo, puedo aportar enlaces a artículos de blog o videos en los que se enseñen o ejemplifiquen aspectos concretos que faciliten su competencia para enfrentarse a una entrevista de selección (técnicas de afrontamiento de estrés, dicción, automotivación, etc.)

En el caso de que los participantes hayan adquirido la competencia de gestión de la información, como profesor puedo proponer como tarea la recopilación de microcontenidos que sean de interés para el estudiante o incluso su creación, para luego compartirlo y debatirlo con el resto de estudiantes.

¿Qué uso haces tú de los microcontenidos como estudiante o como tutor?

Acerca de Mario G. Almonte Moreno

Consultor y diseñador de Elearning. Impulsor de la transformación digital y el aprendizaje de emprendedores y organizaciones.
Scroll To Top