Cómo hacer la guía didáctica online para FUNDAE

¿Cómo debo diseñar la guía didáctica para cumplir con lo requisitos de FUNDAE y aportar valor extra a mis cursos online? Esta es una pregunta frecuente de mis clientes durante la preparación de cursos en formato e-Learning o mixto.

Y es que, la guía didáctica o guía del alumno es obligatoria para cumplir con los requisitos de cursos bonificados por la FUNDAE, y otros organismos como el SEPE. Pero también es fundamental para dar más valor a cualquier formación elearning. Además, facilita el aprendizaje de los estudiantes y hacer más eficiente la acción tutorial.

En este artículo veremos para qué sirve y qué contenidos debe incluir para cumplir los requisitos de FUNDAE. También encontrarás un ejemplo de guía didáctica que te servirá como modelo. Por último, referencias a la normativa, si deseas ampliar información.

¿Qué es la guía didáctica en un curso de FUNDAE?

La guía didáctica es un instrumento pedagógico fundamental para orientar y motivar al estudiante en un curso. De forma resumida, podríamos decir que le indicará qué va a aprender, cómo puede hacerlo y cuándo.

Además, es especialmente importante en la formación online, en la que habitualmente la presencia del tutor es menor que en la modalidad presencial. Por eso, este artículo está realizado desde el punto de vista de una modalidad e-learning o mixta. Y para que podamos enfocar mejor nuestra guía didáctica, habría que conocer qué funciones puede realizar en nuestro curso:

Primera función: cumplir la norma

Tanto FUNDAE como SEPE indican que debe incluirse una guía didáctica o del alumno. Fundae lo hace en su su documento de Orientaciones a las empresas en modalidad de teleformación y SEPE en varias Órdenes, como la TMS/369/2019 de 28 de marzo.

Además, hay que tener en cuenta que puede ser valorada por la inspección:

[…]los Órganos de Control revisarán los distintos aspectos del curso […], valorándose en su conjunto los distintos aspectos del curso que irán soportados con una adecuada Guía didáctica.

(FUNDAE)

Funciones pedagógicas de la guía didáctica

Si queremos que se convierta en un instrumento útil, durante su confección deberíamos también tener en cuenta las funciones pedagógicas para las que se va a crear nuestra guía. De esta forma, no sólo estaremos cumpliendo la normativa, sino que también aportaremos valor a nuestra formación.

Por lo tanto, será una herramienta valiosa para el estudiante si conseguimos que sirva, al menos, para:

  • Orientar, sobre la manera en la que el alumno debe abordar el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Motivar al estudiante, despertando su interés por el descubrimiento de los temas/unidades que están por venir.
  • Informar. Sirviendo como punto de central de referencia para consultar cualquier aspecto de la formación.

En definitiva, una buena guía didáctica va a promover y facilitar el aprendizaje autónomo, disminuyendo la necesidad de consultas a los tutores y administración y evitando el abandono del alumno.

Si deseas ahondar en los aspectos pedagógicos de la guía didáctica, puedes ampliar información acudiendo a diversos artículos científicos: como los de  Ruth Marlene , Hernández y De la Cruz Blanco o Arteaga y Figueroa.  En ellos encontrará información ampliada sobre las funciones y propósitos esta herramienta.

Función de marketing de la guía didáctica

¿Sabías que la guía didáctica puede ser útil incluso antes de que el alumno se matricule? La presencia de una guía didáctica o un extracto de ella con lo más importante ayudará al alumno a tomar decisiones: si el curso encaja con sus horarios y posibilidades de compromiso, si se adapta el grado de presencia de tutores a sus necesidades, conocer si tiene los dispositivos necesarios para realizar el curso, si los objetivos de aprendizaje coinciden con sus expectativas….

Por eso, una guía didáctica bien elaborada también puede ser útil para la venta del curso. Por supuesto, siempre que se ponga a disposición del alumno antes de su comienzo. Además, el SEPE valora que esté “accesible no sólo a lo largo del proceso formativo, sino también antes del inicio del mismo”.

¿Qué contenidos debe incluir la guía didáctica online para FUNDAE?

Las normas mencionadas anteriormente orientan sobre los contenidos mínimos que deben ser incluidos. A partir de ello, se podría organizar la información de la guía didáctica online de Fundae en los siguientes apartados:

A continuación te explicaré el propósito de cada apartado. También el tipo de información que es 👉obligatoria o ⭐recomendable incluir. Además, puedes consultar este sencillo pero completo ejemplo de guía didáctica online para FUNDAE. Te servirá para visualizar mejor la información y así ayudarte a generar tu propia guía didáctica:

1. Índice y presentación de la guía

Una buena portada e índice de nuestra guía didáctica animará al estudiante a revisarla y volver a ella con frecuencia. Por eso, aunque es un elemento optativo para FUNDAE y SEPE, deberíamos prestarle también atención. Ayudará a que nuestra guía sea un instrumento útil.

Mi recomendación es incluir al menos esta información:

  • Qué se va a encontrar el estudiante en la guía didáctica (propósito).
  • Ofrecer recomendaciones sobre su forma de uso.
  • Un índice que facilite al acceso rápido a cada apartado

2. Presentación del curso

Al presentar nuestro curso en la guía didáctica, mi propuesta habitual es aunar tres contenidos: datos identificativos, contexto/justificación y la información sobre el tutor-formador. Es una propuesta que tiene como objetivo destacar el valor de nuestro curso, a la vez que cumplimos con la normativa de FUNDAE o SEPE. Veamos estos tres contenidos por separado:

Datos identificativos

Los datos identificativos siempre son obligatorios en Fundae y van a depender del tipo de curso que estemos realizando. Normalmente debemos indicar:

  • Denominación de la acción formativa.
  • Modalidad (teleformación, mixta…).
  • Identificación del grupo formativo.

En cambio, sería distinto si se tratara de una guía del estudiante para un curso del SEPE. En este caso habría también que mencionar otros detalles del certificado de profesionalidad al que se refiere la acción formativa: denominación, nivel, familia Profesional en la que se integra y cualificación profesional a la que se refiere.

Contexto y justificación

Aunque FUNDAE no lo exige explícitamente, es recomendable contextualizar la temática del curso y justificar su utilidad profesional. Nuestro objetivo aquí es realzar el valor y atractivo de nuestro curso. Podemos hacerlo, por ejemplo, explicando:

  • El propósito general del curso.
  • Por qué es útil.
  • Con qué competencias profesionales está relacionado.
  • En qué contextos profesionales se puede aplicar.

Información del tutor-formador

En las acciones formativas de teleformación por Fundae, es obligatorio incluir información de los tutores en algún lugar de la plataforma.  Por mi experiencia, aprovechar el apartado de presentación del curso es correcto. Esta información debe incluir:

  • Reseña profesional informando de su nivel académico o formación.
  • Experiencia docente o profesional relacionada con el contenido del curso.
  • Formación metodológica o experiencia acreditada como tutor de teleformación (de al menos 30 horas).

3. Destinatarios

No es un apartado obligatorio en FUNDAE (sí para SEPE). Pero es interesante incluirlo en la guía didáctica online. Incluir información de los destinatarios proporciona a los potenciales alumnos información sobre la adecuación del curso a su perfil. Algunos datos que se pueden mencionar, serían:

  • Perfil del alumnado al que va dirigida la acción formativa.
  • Criterios de acceso al curso (exigibles/recomendados).

Hay que tener en cuenta, que en el caso de ser un curso del SEPE debemos mencionar ambos apartados. En cuanto a los criterios de acceso, deben aparecer las competencias con las que el estudiante tiene que contar (requisitos formativos y profesionales).

4. Objetivos

El apartado de objetivos puede resultar un elemento altamente motivador para el estudiante que lee nuestra guía didáctica. Pero también puede convertirse en otro aburrido texto al que no se presta atención. Por eso, redactar unos objetivos claros y motivantes es una de las tareas más importantes de nuestra guía didáctica.

En primer lugar, hay que prestar atención al cumplimiento de la normativa. 👉 Se consigue procurando que los objetivos de nuestro curso expresen de forma “clara” y “comprensible” las competencias generales que se alcanzarán al finalizarlo con éxito. Por lo tanto, lo único que nos exige la norma es concreción.

Pero, además, si queremos aportar valor a nuestra guía didáctica para FUNDAE, es recomendable:

  • Que hagan referencia a tareas prácticas y comportamientos observables.
  • Redactarlos en segunda persona.
Ejemplo de apartado de Objetivos en una buena Guía Didáctica
Este es un ejemplo de redacción de objetivos que puedes encontrar en mi guía didáctica.

En resumen, se trata de que el estudiante obtenga una visión general de lo que va a conseguir cuando finalice el curso. Y de una forma concisa, amena y motivante.

5. Contenidos y temporalización

La misión de este apartado, obligatorio tanto para Fundae como para Sepe, es que el estudiante pueda ver de forma resumida qué y cuándo va a aprender. En este sentido, es recomendable enmarcar nuestro temario en un calendario.

Dicho de otro modo, para cumplir los requisitos de FUNDAE o SEPE, basta con que en nuestra guía didáctica incluyamos:

  • Resumen de contenidos (títulos de nuestros módulos y/o unidades formativas).
  • Calendario de impartición que incluya fechas de inicio y finalización del curso.

6. Requisitos técnicos

Por el momento, FUNDAE no lo incluye en su documento de recomendaciones para cursos en modalidad de teleformación. Así y todo es conveniente ofrecerlo, ya que es una de las exigencias de las guías del alumno en el marco normativo del Servicio Estatal de Empleo.

No obstante, se puede ser breve en este apartado. Dada la estandarización actual, bastará con indicar los elementos de hardware (conexión a internet, pc, auriculares, cámara) y software (sistemas operativos y aplicaciones como navegadores) mínimos y recomendados.

Asimismo, hay que tener en cuenta que se ajusten a los requisitos de la plataforma (LMS) para FUNDAE o requisitos de plataformas de teleformación del SEPE. Y también del sistema de aula virtual compatible con FUNDAE que estemos utilizando.

7. Funcionamiento del curso

Este apartado de la guía didáctica debe describir los elementos de navegación en la plataforma online de formación. También dar indicaciones sobre cómo utilizar las herramientas incluidas en dicha plataforma. Normalmente es conveniente enumerar con capturas de pantalla:

  • El acceso al curso y cómo interpretar la pantalla de inicio.
  • La navegación en la zona de contenidos y qué tipo de contenidos y evaluaciones va a encontrar.
  • La utilización de las herramientas principales de comunicación, foros o expediente.
  • El manejo de otros recursos y utilidades de la plataforma.

Adicionalmente, es recomendable (obligatorio en SEPE) añadir información sobre el sistema de atención al usuario para resolver incidencias o dificultades técnicas relacionados con el hardware o software.

8. Metodología

Explicar la metodología de nuestro curso en la guía didáctica es algo fundamental. Sobre todo, para que el estudiante valore positivamente nuestra formación. Y por supuesto, es obligatorio por la normativa de FUNDAE.

Además, es algo que debe ir más allá de explicar la modalidad del curso o la forma de avanzar en los contenidos. Como verás ahora, debe centrarse en explicar nuestra propuesta pedagógica y las herramientas que vamos a utilizar para ponerla en práctica. Por eso, suelo hacer dos subapartados, que te explico a continuación:

Metodología de aprendizaje

Un error frecuente suele ser confundir la metodología de aprendizaje con dos cosas distintas:  con la “modalidad” (ej: teleformación) o con las “herramientas” (ej: ejercicios interactivos).

👉 En cambio, debemos empezar exponiendo y justificando nuestro modelo general. Explicando la forma en la que va a aprender el estudiante en función de cómo está diseñado nuestro curso.

Estos son algunos ejemplos de metodologías o técnicas que podemos nombrar para desarrollar este apartado: Flipped classroom, aprendizaje basado en proyectos (ABP), aprendizaje colaborativo, aprendizaje basado en juegos o gamificación…. Echa un vistazo a este ejemplo.

Recuerda además que, al redactarlo en nuestra guía, debemos justificar su coherencia con los objetivos del curso. Es decir, la forma en la que nuestros alumnos van a aprender tiene que ser adecuada a las competencias que van a adquirir.

Herramientas

👉 Nombrar nuestras herramientas pedagógicas es algo obligatorio. Y, precisamente por su relación con la metodología, suele ser adecuado describirlas inmediatamente después o junto con la metodología.

Además, a través de su descripción y propósito, podemos despertar el interés del alumno. Así como proporcionarle una visión general y avance de lo que se va a encontrar en la programación de actividades.

Y, recuerda mantener una coherencia entre las herramientas que proporcionaremos a los alumnos, la metodología y los objetivos de aprendizaje. Dicha cohesión es importante para que FUNDAE o SEPE valoren positivamente nuestra guía didáctica.

9. Actividades

En toda guía didáctica hay que mostrar al alumno un plan de trabajo que le ayude a organizar su tiempo y esfuerzo. Tanto FUNDAE como SEPE nos indican que debemos realizar una “descripción ordenada y secuenciada temporalmente de las actividades”.

Por ello, la forma más práctica y apropiada suele ser mostrarlo en forma de calendario que incluya:

  • Actividades propuestas y tutorías presenciales (si hubiera).
  • Pruebas de evaluación.
  • Estimación del tiempo de dedicación que requerirá un seguimiento adecuado del curso.

Además de este plan de trabajo, también debemos incluir orientaciones sobre cómo puede organizarse el estudiante para un mejor aprovechamiento del curso. Se trataría de elaborar una pequeña lista con consejos sobre el empleo del tiempo, forma de estudio, interacción con los tutores y/o compañeros, etc.

Esta es la pantalla que incluyo en mi ejemplo del guía didáctica antes del calendario.

10. Sistema de evaluación

Para cumplir los requisitos de FUNDAE en nuestra guía didáctica, el apartado de evaluación deberá hacer mención a los mecanismos de evaluación, registro de actividad/asistencia y a los criterios para la obtención del certificado.

En ocasiones puede ser conveniente integrar estos datos en el anterior apartado de actividades. Pero normalmente es más útil situarlos en un lugar en un apartado propio. De forma que un alumno preocupado por este tema pueda localizarlo más fácilmente.

Por resumir, el apartado de evaluación debe incluir, al menos:

  • Enumerar los tipos de controles de aprendizaje y/o pruebas de evaluación que hay en el curso y sus criterios de calificación/superación.
  • Mencionar los sistemas de trazabilidad y control de la plataforma y su influencia en la superación del curso. Por ejemplo, haber pasado cierto tiempo en la plataforma o visualizado ciertos contenidos.
  • Detallar las condiciones para obtener el certificado de superación del curso.

11. Tutoría y seguimiento

Por último, en nuestra guía didáctica aún nos faltaría incluir información las tutorías y el seguimiento del alumnado. Ambos aspectos obligatorios para FUNDAE, pero que pueden reunirse en un mismo apartado, ya que están relacionados. A efectos didácticos lo desarrollo a continuación por separado:

Tutorías

Como seguramente sabes, en los cursos de FUNDAE debe existir un sistema tutorial a lo largo de las acciones formativas. Un sistema que incluirá acciones orientadoras y de apoyo a los procesos de aprendizaje, dando respuesta a los problemas y las consultas.

Debido a ello, en este punto debemos ofrecer información al alumno sobre nuestro sistema tutorial. La información mínima para incluir sería:

  • Identificación del tutor o tutores (si no lo hemos hecho antes)
  • Tipo de tutorías (virtuales, presenciales, sincrónicas o asincrónicas, etc.).
  • Medios para contactar (teléfono, email, foros, chat, etc.).
  • Calendario u horario de atención y/o de tutorías presenciales.

Sistema de seguimiento

Realizar el seguimiento de la participación de los alumnos es una de las funciones del tutor-formador exigibles por FUNDAE. Por lo tanto, 👉 terminaremos mencionando las herramientas y procedimientos que seguirán los tutores para supervisar y hacer un seguimiento del aprendizaje del alumnado.

Un ejemplo habitual sería la mención a los sistemas de registro de acceso, progreso y tiempo pasado realizando las diferentes actividades o utilizando herramientas. La plataforma online que usemos para FUNDAE nos proporcionará información sobre qué datos de trazabilidad se pueden consultar en ella.

Formatos y modelos de guía didáctica para FUNDAE

En este punto ya deberíamos poder tener un borrador de guía didáctica que, además de cumplir los criterios de FUNDAE, también aportará un valor añadido a nuestro curso. Pero, ¿dónde y en qué formato la pongo a disposición de los alumnos? Veamos algunas ideas a continuación.

Formatos recomendados para una guía didáctica

Es habitual facilitar la guía didáctica en formato PDF. Sin embargo, sugiero a mis clientes que adicionalmente la proporcionen en algún otro formato con más posibilidades de interactividad y mejor usabilidad. Distribuyéndola en formatos que sean responsive también conseguiremos que puedan consultarla desde dispositivos móviles.

Algunas posibilidades de formatos o tecnologías para publicar una guía didáctica son:

  • Documento en Word o PDF descargable.
  • Formato HTML (web) que se muestre en la plataforma o en un sitio web.
  • Formato interactivo SCORM hecho con herramientas de autor.
  • Aprovechar funcionalidades específicas de nuestro LMS.
Principales formatos para la guía didáctica: web/scorm, word/pdf y el LMS

Mi recomendación es incluirla en dos formatos: uno descargable (PDF) y otro web responsive interactiva. Este último formato interactivo se puede conseguir de distintas maneras que permitan mostrar código HTML en la plataforma, pero habitualmente lo podrás conseguir con alguna herramienta de autor que permita generar contenidos SCORM o WEB.

Ejemplo de guía didáctica en formato web/SCORM

Pulsando en el siguiente botón, podrás navegar por un modelo de guía didáctica para FUNDAE que he utilizado para escribir este artículo. Podrá servirte como base o inspiración al elaborar la tuya propia:

Modelo de guía didáctica para FUNDAE
En una guía didáctica en formato SCORM interactiva, puedes navegar fácilmente.

Conclusiones y referencias

Como hemos visto, la guía didáctica online es una herramienta que nos permite mucho más que cumplir con los requisitos de FUNDAE. No es complicado hacer una guía didáctica que sirva de adecuada orientación para el alumno. Sólo hay que incluir los contenidos necesarios y utilizar un formato adecuado.

Si aún no tienes plataforma para poner tu guía didáctica, te recomiendo que tengas en cuenta los requisitos de la FUNDAE para las plataformas de elearning. También puedes un revisar mi selección con las que considero mejores plataformas LMS para FUNDAE.

Y, si lo necesitas, estaré encantado de acompañar a tu organización como consultor de E-Learning.

Las referencias de las normas en la que se apoya este artículo las puedes encontrar en:

¿Te ha resultado útil este artículo? ¡Espero tus comentarios debajo!

Mario G. Almonte es consultor y diseñador instruccional de e-Learning. Master en Educación y Nuevas Tecnologías por la UDIMA, lleva 18 años asesorando a emprendedores y organizaciones en el desarrollo de proyectos digitales. Desde 2012 comparte en el blog aprendizajeenred.es experiencias y análisis sobre e-Learning.

También interesante:

Deja un comentario

Pulsa aquí para ver la información fundamental sobre protección de datos
Responsable: Mario Almonte.
Finalidad: Moderar y responder a los comentarios enviados desde la web.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Hosting: Cubenode System S.L. Almacena los datos de esta web de forma segura.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.